Las bolsas de debajo de los ojos y el exceso de piel en los párpados nos hacen parecer mayores y nos dan un aspecto de cansancio, suman años a nuestra mirada y a nuestro aspecto facial general. En este artículo, el Dr. Javier Fernández, coordinador de la Unidad de Oculoplastia y Estética facial de Visioncore, nos explica en qué consiste la blefaroplastia, la cirugía estética que, mediante una breve intervención, corrige estas bolsas de grasa y el exceso de piel de los párpados.

 

Qué es la blefaroplastia

 

La blefaroplastia es la cirugía realizada sobre los párpados superiores y/o inferiores con el objetivo de mejorar la estética y funcionalidad de los mismos. Es la cirugía de los párpados más común y una de las más demandadas en el conjunto de las cirugías estéticas. Además, cada vez es más frecuente realizarla no solo en mujeres, sino también en hombres.

 

 

Blefaroplastia superior

 

La blefaroplastia superior tiene como objetivo eliminar el exceso de piel del párpado, que con la edad acaba plegándose y cayendo sobre la zona de las pestañas. En algunos casos, también es necesario eliminar, a través de la misma incisión, parte del músculo y la grasa:  cuando son redundantes y alteran el contorno natural del párpado.

 

Valoración preoperatoria

 

Para esta cirugía, es importante evaluar cada caso de forma individual. Existen varios factores que hay que valorar, además del exceso de piel del parpado, para conseguir el mejor resultado en cada paciente, ya que en algunos casos es necesario corregir algunos de estos factores en la misma cirugía: el estado del pliegue del párpado, la posición del párpado y de la ceja, la ubicación de la glándula lagrimal, etc. Además, se realizará una exploración ocular completa.

 

Procedimiento

 

La blefaroplastia se suele realizar con anestesia local y sedación. Antes de la cirugía, se marca la zona que se va a resecar de piel, buscando una simetría correcta entre ambos lados. Las incisiones se realizan por el trazo del pliegue, evitando dejar cicatrices. Es importante realizar una intervención de forma conservadora para evitar complicaciones, como las retracciones, que no solamente causan problemas estéticos, sino también de la superficie ocular.

Blefaroplastia: la cirugía estética que corrige las bolsas y el exceso de grasa en los párpados

 

Blefaroplastia inferior

 

La blefaroplastia inferior tiene como objetivo eliminar las bolsas del párpado inferior y, en algunos casos, mejorar los surcos de las ojeras, haciendo que la transición entre el párpado y la mejilla sea lo más suave posible.

 

Valoración preoperatoria

 

Debemos valorar la presencia de bolsas grasas y el grado de laxitud del párpado. Los pacientes que presentan, sobretodo, un surco de la ojera pronunciado sin bolsas y sin laxitud del párpado no suelen ser buenos candidatos a la cirugía del párpado inferior; sí pueden beneficiarse de tratamientos no quirúrgicos que buscan aportar volumen al párpado inferior, como el ácido hialurónico.

 

Procedimiento

 

La técnica utilizada depende de las características de cada paciente. En general, las bolsas grasas se eliminarán por vía interna (transconjuntival). Esta vía interna, evita cicatrices visibles en la piel y disminuye el riesgo de retracción del parpado. En algunos casos, en lugar de eliminar la grasa, simplemente se recolocará en otra posición en la que haya un déficit de volumen para compensar la pérdida.

Cuando, además, existe laxitud del párpado, se realiza, de manera complementaria, una cantopexia o cantoplastia, que permite el tensado y reposicionamiento del canto lateral (tendón) del párpado, así como el tensado del músculo orbicular inferior, realzando y rejuveneciendo la mirada.

 

 

Postoperatorio

 

En los primeros días después de la cirugía, es normal que exista un cierto grado de inflamación, y se puede producir un lagrimeo excesivo, deslumbramiento y una ligera tirantez en la sutura, por lo que se recomienda seguir el proceso postoperatorio en el domicilio, durante dos o tres días. Durante las dos primeras semanas, se recomienda limpiar los parpados con gasas, pomadas y gotas oftálmicas. A partir de la segunda semana, se puede hacer una vida normal. Los resultados definitivos se logran a partir de los tres meses.

Si estás pensando en realizarte la cirugía y quieres quue te ampliemos la información, ponte en contacto con nuestra clínica.