La afaquia y las cirugías complejas

 

En general, llamamos afaquia a la ausencia de cristalino debido a su extracción quirúrgica por haberse desarrollado en el mismo una catarata, aunque, actualmente, la ausencia de cristalino es poco frecuente, ya que este suele sustituirse por una lente intraocular (la oftalmología entró en la era de las lentes intraoculares (LIO) en 1949, con Ridley). De hecho, y desde hace unas décadas, la afaquia ha dejado de ser una solución a la catarata para convertirse en otra indicación quirúrgica: la principal causa de afaquia se debe a una complicación de la cirugía de la catarata.

 

Cirugías complejas con implantes de lentes intraoculares saturadas a sulcus

En este artículo, el Dr. Hugo Blasco, experto cirujano en cirugías oftalmológicas complejas, nos explica la técnica de las lentes intraoculares suturadas a sulcus.

Cuando se realiza la cirugía del cristalino (facoemusificación), este se sustituye por una lente intraocular (pseudofaquia). El lugar más seguro para implantar la lente intraocular es el denominado saco capsular (el cristalino consta de una cápsula y un contenido). La cirugía de catarata consiste en realizar una pequeña apertura en la cápsula anterior e introducir por ella un instrumento que, mediante ultrasonidos, fragmenta y aspira dicho contenido preservando el resto del saco capsular. Sin embargo, en algunos casos, y debido a una falta de soporte capsular, este procedimiento no resulta factible, por lo que es necesario encontrar un sitio alternativo que sea lo más estable posible.

Las posibilidades que se pueden contemplar son las siguientes:

  • Implantes de lentes intraoculares suturadas a sulcus

El sulcus es la región situada entre la superficie posterior del iris y la cara anterior de los procesos ciliares. Su tamaño y apertura son variables.

  • Lentes de cámara anterior:
  • Suturada a iris
  • Anclada a iris
  • Soporte angular

Hoy en día, todavía existe controversia acerca de cuál es la práctica más recomendable. En Visioncore, entendemos que no existen argumentos lo suficientemente sólidos como para recomendar exclusivamente una única opción en cualquier situación: todas ellas son opciones correctas. Optar por una u otra está en función de las siguientes variables:

  • Estado de la córnea
  • Densidad celular del endotelio corneal
  • Estado del ángulo írido-endotelio-corneal
  • Estado del iris
  • Inflamación
  • Coexistencia o no de glaucoma
  • Habilidades y entrenamiento del cirujano
  • Edad del paciente
  • Otros

En este artículo, el Dr. Hugo Blasco, experto cirujano en cirugías oftalmológicas complejas, nos explica la técnica de las lentes intraoculares suturadas a sulcus.

 

¿Por qué suturar las lentes intraoculares al sulcus ciliar?

 

La ventaja de suturar una lente al sulcus ciliar frente a colocar una de apoyo angular o suturada al iris, radica en que su posición es similar a la del cristalino y en que está alejada del ángulo camerular, lo cual evita las siguientes complicaciones que se presentan con el uso de otras lentes:

  • Descompensación endotelial
  • Uveítis
  • Glaucoma
  • Bloqueo pupilar
  • Edema macular quístico

Tal como nos explica el Dr. Blasco, esta técnica es un procedimiento más seguro para aquellos ojos con problemas corneales o iridianos.

A continuación, podéis ver un vídeo de una cirugía de sutura de la lente intraocular al sulcus asociada a vitrectomía por cirugía previa de cataratas complicada con luxación de la lente intraocular a cavidad vítrea. La técnica quirúrgica utilizada por el Dr. Blasco es de vitrectomía pars plana, más explante de LIO, más implante secundario de lente intraocular.

Pasos del procedimiento quirúrgico:

  • Anestesia local.
  • En la mayoría de los casos el acceso es superior.
  • Incisión de la conjuntiva, que deja expuesto el limbo esclero-corneal.
  • Cauterización del lecho epiescleral.
  • Realización de los tapetes esclerales con base en limbo.
  • Colocación de la infusión y realización de la vitrectomía pars plana, reflotando la lente intraocular.

implantes con lentes intraoculares suturadas a sulcus

  • Para el reflotamiento usamos el perfluorocarbono.
  • Si la lente luxada no está diseñada para ser suturada, la extraemos. De lo contrario, y tal como se ve en este video, podemos retirar los restos capsulares y suturar la lente luxada.
  • Se procede a la sutura de la lente intraocular con sutura Prolene 10-0 (no reabsorbible) de doble aguja recta.
  • Retirar el perfluorocarbono líquido
  • Sutura de tapetes esclerales
  • Retirar la infusión y cierre de incisiones.

 

 Consideraciones especiales:

  • Es importante no dejar expuesta la sutura de fijación tranescleral. Esto se consigue mediante el tallado previo de unos tapetes esclerales o con la utilización de túneles esclerales que taparán finalmente los nudos de las suturas, evitando de este modo las infecciones.
  • Las desventajas potenciales son una mayor dificultad técnica de realización, con el consiguiente riesgo de hemorragia intraoperatoria.

Es importante señalar que, a pesar de las posibles complicaciones asociadas a la técnica descrita, la sutura de una lente intraocular para corregir la afaquia ofrece una solución más segura a largo plazo.