El iris es un tejido delicado que, con frecuencia, queda dañado cuando se producen traumatismos oculares. En estos casos, se hace necesaria la cirugía de reconstrucción iridiana; una cirugía que, en ocasiones, puede ser compleja, por lo que debe ser realizada por un cirujano experto. En este artículo vamos a ver con detalle los principales traumatismos del iris, por qué es tan importante intervenir y en qué consisten las respectivas cirugías.

 

¿Qué función tiene el iris?

 

El iris es una estructura coloreada y circular que está ubicada detrás de la córnea y delante del cristalino. Como ya sabemos, el color del iris determina la tonalidad de nuestros ojos, pero la función principal de esta estructura es regular la cantidad de luz que entra en el ojo; es decir, actúa como el diafragma en una cámara de fotos: con una capacidad de respuesta dinámica, dilatándose o contrayéndose en función de la intensidad de la luz.  Por lo tanto, para mantener una buena visión es necesario preservar la integridad del diafragma iridiano.

 

Traumatismos del iris

Estructura del iris.

 

Consecuencias de los traumatismos del iris

 

Tal como decíamos al inicio, el tejido del iris es un tipo de tejido delicado, y muy vascular, que suele quedar dañado cuando se producen traumatismos oculares; lo que causa daños anatómicos y/o funcionales.  Las manifestaciones clínicas de las alteraciones del iris son diversas: pueden comprender desde una disminución de la agudeza visual hasta una incapacitante presencia de sensibilidad a la luz, visión doble y disminución de la calidad visual. Asimismo, cuando se produce un traumatismo del iris, las consideraciones estéticas también son importantes, ya que, como es natural, constituyen una preocupación para los pacientes.

 

Imagen de una iridodialisis traumática

Imagen de una iridodiálisis traumática.

 

Los tipos de traumatismos del iris y de cirugía de reconstrucción iridiana

 

Las alteraciones del iris por traumatismo pueden tener múltiples causas: heridas penetrantes, traumatismos contusos que provoquen roturas del esfínter iridiano o parálisis del mismo, diálisis iridianas en su raíz, etc. También es frecuente que las alteraciones estén asociadas a otro tipo de lesiones (cristalinianas, corneales, glaucoma, etc.); circunstancia que, en muchos casos, nos sitúa delante de una cirugía compleja. El Dr. Hugo Blasco, coordinador de la Unidad de Retina y Trauma Ocular de Visioncore, nos explica los tipos de traumatismos del iris y las respectivas cirugías de reconstrucción iridiana:

1. Diálisis iridiana

En estos casos, se produce una separación del iris a nivel de su raíz.  Este tipo de traumatismo suele manifestarse con visión doble en el ojo afectado y, en algunos casos, puede producirse un desplazamiento que bloquee el eje óptico.

La cirugía puede restaurar con buenos resultados diálisis de hasta 180º.

traumatismos del iris y de cirugía de reconstrucción iridiana

Imagen tras finalizar la reconstrucción quirúrgica.

En el vídeo de abajo podéis ver una cirugía de una iridodiálisis (reparación de la diálisis) realizada por el Dr. Blasco.

 

2. Roturas de esfínter

Las roturas de esfínter del iris pueden producir una pupila dilatada que no responde a la luz, desplazamiento de la pupila y una pérdida de la calidad visual.

Midriasis (dilatación), con escasa respuesta a la luz, posterior a trauma ocular.

Midriasis (dilatación), con escasa respuesta a la luz, posterior a trauma ocular.

La técnica más sencilla consiste en la sutura del iris borde a borde. De esta forma, pueden darse tantos puntos como sean necesarios para cerrar el espacio pupilar a niveles que mejoren la calidad visual del paciente.

Traumatismos del iris y cirugías

Aspecto postoperatorio: tras 3 puntos de sutura, la situación clínica mejoró tanto estética 
como funcionalmente.

Abajo, vídeo de una cirugía de reparación de midriasis arrefléxica postraumática realizada por el Dr. Hugo Blasco, coordinador de la Unidad de Retina y Trauma Ocular de Visioncore.

 

3. Aniridias

La aniridia o pérdida importante de tejido iridiano postraumática se produce, generalmente, después de sufrir heridas penetrantes, aunque también puede deberse a desinserciones completas del iris en fuertes lesiones contusas.

Traumatismos del iris: Aniridia traumática.

Aniridia traumática.

Las posibilidades quirúrgicas dependen de la cantidad de iris residual  y del estado del cristalino:

  • Lentes intraoculares con diafragma iridiano, utilizadas en aniridias completas o con mucha pérdida de tejido que, además, estén en afaquia.
  • Sectores iridianos.
  • Anillos iridianos en el saco capsular.

Reconstrucción de aniridia traumática con lente intraocular con diafragma iridiano.

Reconstrucción de aniridia traumática con lente intraocular con diafragma iridiano.

El vídeo de abajo nos muestra la reconstrucción, con lente de aniridia, de una aniridia traumática.

 

En conclusión, y tal como nos explica el Dr. Hugo Blasco, es factible mejorar sustancialmente los iris traumatizados y, aunque, obviamente, el resultado funcional es la máxima prioridad del especialista, nuestros oftalmólogos, en la práctica quirúrgica, tienen en cuenta, asimismo, la valoración estética que se haya realizado en cada caso. Si tienes cualquier duda o quieres una segunda opinión sobre tu caso, ponte en contacto con nuestra clínica.