Qué es el ojo seco

Denominamos ojo seco a un grupo de enfermedades en las que la película lagrimal que cubre la superficie de la córnea y la conjuntiva no consigue mantener la salud de la superficie ocular, ya sea por falta de lágrima o porque esta es de mala calidad (al final del artículo, explicamos la estructura de la película lagrimal para los que queráis profundizar más en la patología).

Causas del ojo seco

Ojo seco_Causas

El ojo seco es una enfermedad multifactorial que tiene como consecuencia un desequilibrio en la composición de la lágrima. Las principales causas de este desequilibrio son:

1.Disminución de la producción de lágrima

Esta disminución puede deberse a:

-La edad (es la causa más habitual).

-Cambios hormonales, por ello es más frecuente en mujeres en la etapa de la postmenopausia.

-Ingesta de ciertos fármacos (ansiolíticos, antidepresivos, antihistamínicos etc).

-Causas inmunológicas, como en las enfermedades reumatológicas  (Síndrome de Sjogren, artritis reumatoide, etc.) y dermopatías que afectan la superficie ocular (penfigoide cicatricial, Síndrome de Steven-Jonhson, etc.).

2.Incremento de la evaporación de la lágrima

  • Factores ambientales (viento, aire acondicionado, calefacciones, etc,)
  • La lectura prolongada
  • Alteración en el parpadeo que provoque exposición del ojo (enfermedad de Graves, afectación del VII par, etc.)

3.Inflamatorias

4.Disfunción de las glándulas de Meibomio

La alteración en el funcionamiento de unas glándulas presentes en los párpados a las que llamamos «glándulas de Meibomio», ocasiona cambios en la composición de la lagrima y la alteración de la capa lipídica; alteración que, a su vez, produce una alteración de la película lagrimal.

5.Nutricionales

La falta de vitamina A, vitamina B2, B12, etc.

6.Algunos procedimientos quirúrgicos oftalmológicos

7.Uso de lentillas

 

Prevalencia entre la población

Ojo seco

El ojo seco tiene una alta prevalencia: afecta al 20-25 % de la población general y, a partir de los 50 años, el riesgo aumenta de forma exponencial llegando a afectar a prácticamente toda la población mayor de 70. Por tanto, es una de las patologías más frecuentes de la oftalmología, aunque raramente es muy grave.

 

Cómo afecta el ojo seco

Ojo seco: la patología ocular más frecuente en oftalmología

Arriba, imagen de una queratitis

El ojo seco puede producir las siguientes alteraciones:

▪ Queratitis: pequeños defectos puntiformes en la primera capa de la córnea y conjuntiva.
▪ Úlceras corneales.
▪ Adelgazamiento corneal.
▪ Cicatrices, etc.

¿Cómo se manifiesta el ojo seco?

Ojo seco: cómo se manifiesta

  • Visión borrosa
  • Fluctuación de la visión
  • Sensación de cuerpo extraño, de arenilla en los ojos
  • Sequedad ocular
  • Enrojecimiento ocular
  • Fatiga o pesadez en los párpados
  • Ardor, escozor leve y sensibilidad a la luz
  • Sensación de ojo húmedo o lagrimeo
  • Mientras se duerme, la secreción acuosa disminuye considerablemente

 

Tratamiento del ojo seco

Ojo seco: causas, síntomas y tratamientos

El tratamiento del ojo seco suele ser bastante frustrante, ya que, en la mayoría de los casos, no es posible un tratamiento definitivo, por lo que la enfermedad persiste durante toda la vida. No obstante, hay una serie de precauciones y tratamientos que contribuyen a paliarla. De cualquier modo, dado que el ojo seco puede tener consecuencias oculares graves, el tratamiento ha de estar supervisado por el oftalmólogo, siendo recomendables las revisiones periódicas específicas.

1.Evitar los posibles fármacos inductores de ojo seco.

2.Modificar las condiciones ambientales

  • Evitar la calefacción
  • Evitar la sequedad ambiental
  • Humedecer el ambiente con humidificadores
  • Crear microclimas oculares con gafas
  • Evitar aire acondicionado intenso
  • Evitar corrientes de aire dirigidas a la cara
  • No orientar ventiladores hacia la cara
  • No conducir con las ventanillas abiertas
  • Usar gafas que eviten el choque directo del aire contra los ojos
  • Evitar la polución ambiental

Los pacientes con ojo seco presentan mayor dificultad para eliminar las partículas de polvo que pueden entrar en los ojos y que en condiciones normales serían eliminadas por las lágrimas. De este modo, esas partículas son retenidas en la superficie ocular y la irritan. Por esta razón, todos los pacientes con ojo seco deben:

  • Evitar los ambientes con polvo, la playa y el campo cuando hace viento, así como el serrín de las serrerías.
  • Utilizar sustitutivos de la lágrima (lágrimas artificiales y la aplicación de algún gel durante las horas de sueño).

3.Higiene palpebral

  • Compresas calientes
  • Limpieza mecánica

4.Parpadeo forzado y masaje de los párpados

Se trata de una medida útil en los ojos secos en general, pero cobra mayor importancia en los casos de sequedad ocular asociada a blefaritis, síndrome de usuarios de pantalla de ordenador y en los pacientes con flaccidez palpebral. Aumenta la liberación de los componentes acuososeroso, mucínico y lípido de la lagrima.

5.Oclusión de los puntos lagrimales (en caso de que no sean suficientes las medidas anteriores).

6.Vitamina A tópica

7.Corticoides tópicos u otro tipo de antiinflamatorio, como la ciclosporina tópica

Disminuyen la inflamación palpebral. Siempre bajo supervisión del especialista.

8.Ácidos grasos poliinsaturados por vía oral (omega 3)

9.Suero autólogo o plasma rico en plaquetas (en casos graves).

10.PRGF

11.Técnicas quirúrgicas

¿Cuál es la estructura de la película lagrimal?

 

Ojo seco

La película lagrimal se distribuye sobre la superficie epitelial de la conjuntiva y de la córnea, tiene un espesor de 5-30 micras y está constituida por tres capas relacionadas entre sí, cada una producida por una estructura diferente del ojo:

La capa lipídica

Se sitúa en la parte anterior de la capa, supone el 0,02 % de la lágrima y es una delgadísima película compuesta, en su mayoría, por lípidos. La secreción de estos lípidos viene dada por las glándulas de Meibomio y su principal función es retrasar la evaporación de la capa acuosa e impidir que la fase acuosa se derrame al parpadear.

La capa acuosa

Constituye el 99,8 % de la lágrima. Está formada fundamentalmente por la secreción de las glándulas principal y accesoria. Sus principales funciones son la nutrición del epitelio corneal, protección inmunológica-antibacteriana y lavado y eliminación de desechos celulares.

La capa mucosa

Constituye el 0,2 % de la lágrima y está en íntimo contacto con el epitelio córneo-conjuntival. Es producida por las glándulas mucínicas que se encuentran esparcidas por casi toda la conjuntiva. Sus dos funciones principales son permitir que la superficie epitelial esté mojada y la protección física e inmunológica ante agentes infecciosos.
La superficie ocular está sometida continuamente a múltiples agresiones como el parpadeo, factores ambientales como corrientes de aire, baja humedad ambiental que produce sequedad, microorganismos y a la agresión por cuerpos extraños. En condiciones normales la superficie ocular permanece intacta y es capaz de reparar las alteraciones producidas por todos estos agentes, gracias a la presencia de sustancias tróficas y a la ausencia de mediadores inflamatorios en la película lagrimal que recubre la superficie ocular.