Promoción cirugía de presbicia

¿QUÉ ES LA PRESBICIA?

Las personas con presbicia o vista cansada tienen dificultades para enfocar las imágenes cercanas,  no las ven con nitidez y, cuando leen, tienen la sensación de que las letras “bailan”, lo que, tras lecturas prologadas, puede originarles dolores de cabeza o migrañas. La presbicia, además, aparece en un período muy activo de la vida de las personas, por lo que depender de gafas o lentes de contacto dificulta su calidad de vida.

Pide cita ahora

¿CÓMO SE TRATA?

Entre las opciones de tratamiento quirúrgico tenemos las lentes intraoculares multifocales o la monovisión.

Implante de lentes intraoculares multifocales

Tratamiento definitivo que permite una buena visión en las tres distancias (cerca, intermedia y lejos). Consiste en sustituir el cristalino por una lente intraocular personalizada. Se corrige tanto el defecto refractivo como la vista cansada.

Monovisión

Un ojo se enfoca para la visión lejana , y el contralateral lo hace para la visión cercana; siendo el paciente capaz de percibir de forma nítida las imágenes lejanas, intermedias y cercanas sin necesidad de ayuda correctora para una gran parte de las actividades de la vida diaria. La monovisión minimiza el uso de gafas; sin embargo, estas siguen siendo necesarias para la vision extrema (conducción nocturna, lectura prolongada, etc.).

Precio y financiación

En nuestra clínica solamente utilizamos lentes intraoculares de última generación. Nuestros oftalmólogos te indicarán cuál es la lente idónea para ti.

En Visioncore ofrecemos la posibilidad de financiar los tratamientos y cirugías en cómodos pagos de hasta 12-18 meses, sin intereses*. El estudio y tramitación de la financiación se realiza en el propio centro. Para consultar las entidades colaboradoras, por favor, escríbanos a: info@visioncore.es
*Sujeto a aprobación por parte de las entidades financieras con acuerdo.

Preguntas frecuentes

Ponemos a tu disposición las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes. Si tienes cualquier otra consulta, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

La presbicia o vista cansada  no es una enfermedad, sino una disminución progresiva  de la capacidad de enfoque de cerca asociada al envejecimiento del ojo. Suele empezar a manifestarse entre los 40-45 años.

El cristalino, la lente natural que tenemos dentro del ojo, es la estructura encargada de la acomodación. Gracias a este mecanismo, puede cambiar de forma y potencia (tiene cierta elasticidad) bajo la acción del músculo ciliar, cambiando así su capacidad de enfoque según la distancia a la que estén situados los objetos, lo que nos permite ver nítidamente a todas las distancias mientras somos jóvenes. Pero esa capacidad es la que se va perdiendo  de forma natural con el paso de los años.

Antes de la cirugía es necesario realizar un examen oftalmológico exhaustivo en primer lugar, para valorar si el paciente es candidato a este tipo de cirugía, ya que requiere un ojo sin ninguna patología ocular, y en segundo lugar para decidir cuál es el implante más adecuado en cada caso.

Las pruebas médicas a realizar son:

  • Estudio de los defectos visuales: medición de la agudeza visual  y graduación ocular.
  • Estudio del segmento anterior y medición de la presión intraocular.
  • Dilatación pupilar, que permitirá explorar retina, nervio óptico y cristalino.
  • Biometría ocular.
  • Pruebas complementarias: microscopía endotelial, paquimetría, pupilometría, aberrometría, OCT (tomografía óptica de coherencia), etc.
Después de la intervención  el paciente debe estar en casa descansando unas 12 horas. A la mañana siguiente, la mejoría visual es tan importante que muchos pacientes  hacen una vida prácticamente normal pero evitando esfuerzos físicos excesivos. Durante las próximas semanas, puede tener pequeñas oscilaciones o variaciones visuales debidas al proceso de curación

Una semana después de la cirugía el paciente puede retomar su actividad normal.

Durante el primer mes debe tener precaución de no tocarse o golpearse el ojo. El paciente usará colirios (antibióticos y antiinflamatorios) durante las 4 semanas siguientes a la cirugía.