Tratamientos para la corrección de las ojeras, con y sin cirugía

Existen dos opciones para la corrección de las ojeras: los tratamientos no quirúrgicos y los quirúrgicos

Lo que determina la elección de una u otra opción son los factores que estén interviniendo como causa de la ojera, la intensidad o profundidad de la misma y si hay otros factores asociados, como tensión en el párpado, bolsas grasas, etc.

Tratamientos para la corrección de las ojeras, con y sin cirugía_Visioncore

La corrección de las ojeras es uno de los tratamientos estéticos más demandado actualmente, tanto por mujeres como por hombres. En líneas generales, existen dos opciones para corregir las ojeras: los tratamientos no quirúrgicos y los quirúrgicos. «Lo que va a determinar la elección de una u otra opción son los factores que estén interviniendo como causa, la intensidad o profundidad de la ojera y si hay otros factores asociados, como tensión en el párpado, bolsas grasas, etc.», explica el Dr. Javier Fernández, coordinador de la Unidad de Cirugía y Estética Oculofacial de Visioncore.

En este vídeo, el Dr. Fernández nos explica las opciones actuales para la corrección de las ojeras, con y sin cirugía.

La ojera es una zona delicada que requiere una exploración previa

En algunos pacientes, además de la falta de volumen, también se presentan otros factores que hay que tener en cuenta.

Es fundamental cerciorarse de que, al margen del problema estético, no hay ninguna alteración en el párpado o en el ojo del paciente.

Las ojeras son los surcos que se forman en el área de transición entre el párpado inferior y el pómulo. En algunos pacientes, es una zona delicada de tratar debido a que, además de la falta de volumen, también se presentan otros factores que hay que tener en cuenta, como la coloración y la calidad de la piel de esta área.

«Tratar todos los problemas con una única técnica es complicado. En estos casos, el abordaje suele ser multidisciplinar; es decir, con cada tipo de tratamiento mejoramos uno de los aspectos. Ahora bien, hay que tener presente que los resultados siempre serán más eficaces si nos centramos en una sola cirugía: si una persona se somete a varios tratamientos estéticos, debe saber que, posteriormente, estos necesitarán retoques. De cualquier modo, siempre hay que hacer una exploración previa de cada paciente, ya que no hay dos personas iguales, y cerciorarse de que, al margen del problema estético, no hay ninguna alteración en el párpado o en el ojo. Para nosotros, preservar la salud ocular de la persona es prioritario», señala el doctor.

Tratamiento no quirúrgico para la corrección de las ojeras

Tratamientos para la corrección de las ojeras, con y sin cirugía_Clínica oftalmológica Visioncore

El relleno de la ojera con ácido hialurónico es el tratamiento más contrastado

Se realiza en consulta porque es un tratamiento muy sutil que solo requiere anestesia local.

Dentro de los tratamientos no quirúrgicos, el que más se realiza actualmente, y con resultados más contrastados, es el relleno de la propia ojera con ácido hialurónico. Este tratamiento se lleva a cabo en la misma consulta porque, aunque no deja de ser una técnica invasiva, es un tratamiento muy sutil que solo requiere anestesia local y los pacientes suelen tolerarlo muy bien.

El tratamiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de ácido hialurónico en una localización muy precisa de la ojera para conseguir dar volumen a esa zona y mejorar su aspecto. «Levantando la ojera, conseguimos, indirectamente, un beneficio añadido: mejorar el color de esa área, ya que no se generan las mismas sombras en una zona que está deprimida que en una que está más elevada», prosigue el especialista.

Lo habitual es que el tratamiento tenga un efecto instantáneo; es decir, a medida que se va inyectando el ácido hialurónico, ya vamos observando cómo va quedando la ojera. No obstante, en Visioncore solemos realizar este tratamiento en varias fases: inyectamos la cantidad justa y necesaria de sustancia que nos permita obtener un resultado natural y, al cabo de un mes, aproximadamente, revaluamos al paciente y decidimos si es necesario aplicar un poco más de volumen.

La corrección de las ojeras con ácido hialurónico es un tratamiento duradero: normalmente, su eficacia se prolonga durante un año o año y medio. Transcurrido este tiempo, y tras hacer una nueva valoración del paciente, se puede repetir el tratamiento.

«Otra ventaja del ácido hialurónico es que se trata de un tratamiento reversible: ante cualquier problema que pudiera surgir, disponemos de opciones para revertirlo que evitarían esas complicaciones. De cualquier forma, si se realiza correctamente por profesionales especializados y con experiencia en este tipo de técnicas, la tasa de complicaciones es realmente muy baja», aclara el Dr. Fernández.

Tratamiento quirúrgico de las ojeras

Tratamientos para la corrección de las ojeras, con y sin cirugía

La técnica por excelencia es la cirugía de párpados o blefaroplastia inferior

Consiste en rellenar la ojera con grasa sobrante del propio párpado.

Es una cirugía ambulatoria, con anestesia local y sedación.

En este caso, la técnica por excelencia es la cirugía de párpados o blefaroplastia inferior. Esta técnica consiste en rellenar la ojera con grasa sobrante del propio párpado. «En lugar de inyectar ácido hialurónico, lo que hacemos es reposicionar el exceso de grasa de una zona a otra área en la que esta grasa nos hace falta para restituir el volumen. Es un procedimiento que realizamos en quirófano* por la tranquilidad y comodidad de los pacientes, ya que requiere realizar una pequeña incisión en el párpado. Sin embargo, la cirugía no suele ser invasiva. Es una cirugía ambulatoria, con anestesia local», nos explica el doctor.

Asimismo, también existe la posibilidad de, en lugar de utilizar grasa del párpado, recurrir a grasa sobrante de otras partes del cuerpo para rellenar la ojera. En ambos casos, al tratarse de una cirugía, se genera más inflamación que con la técnica no quirúrgica, por lo que la recuperación del paciente es un poco más lenta que con el ácido hialurónico, y la valoración del volumen conseguido se hace, aproximadamente, transcurrido un mes.

«La técnica quirúrgica también puede combinarse con la técnica sin cirugía: podemos optar por tratar de manera no quirúrgica la ojera y, si el paciente tiene bolsas grasas, tratarlas quirúrgicamente. Esto dependerá de cada caso y de la técnica consensuada con el paciente», concluye el especialista.

*Las cirugías se realizan en centros acreditados por el Departamento de Salud.

¿Quieres hacernos una consulta o pedir cita?

Llámanos al 933 90 61 39

Te informamos sobre los tratamientos actuales para la corrección de las ojeras_Visioncore