Lentes intraoculares ICL: la alternativa al láser en cirugía refractiva

Cirugía refractiva: ventajas de las lentes intraoculares ICL

Los diferentes procedimientos de cirugía refractiva

Los procedimientos para la corrección de los defectos refractivos ―miopía, hipermetropía y astigmatismo― han experimentado una gran evolución en los últimos años. Esta evolución no solo nos permite ofrecer alternativas más innovadoras a los pacientes: también significa que, en función del caso particular de cada persona, existe una solución óptima para sus problemas de visión.

Además de las gafas y las lentes de contacto, los defectos refractivos pueden corregirse mediante diferentes procedimientos de cirugía refractiva:

  • Con láser Lasik: se levanta una fina capa de tejido corneal semejante a una lentilla y se aplica el láser Excímer sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla y corregir el defecto refractivo.
  • PRK (queratectomía fotorrefractiva): esta técnica se practica mediante escisión corneal y se lleva a cabo con anestesia tópica (gotas). Consiste en retirar el epitelio corneal y aplicar el láser sobre el espesor corneal para realizar la corrección visual.
  • Y mediante el implante de las lentes intraoculares ICL, que son una clase de lentes fáquicas: las ICL son las más utilizadas actualmente por los motivos que veremos a continuación y se colocan entre el iris el cristalino. Reciben el nombre de fáquicas porque no requieren sustituir el cristalino natural para ser implantadas, a diferencia de las lentes pseudofáquicas que requieren sustituir el cristalino por la lente intraocular.

Características de las lentes intraoculares fáquicas ICL

El implante de lentes intraoculares ICL es el procedimiento refractivo que ha experimentado un mayor crecimiento: un 35 % versus al 7 % del Lasik

El procedimiento con lentes intraoculares fáquicas ICL consiste en introducir una pequeña lente de gran calidad visual en el ojo para corregir la visión. Aunque es el especialista el que debe valorar la idoneidad de esta opción de tratamiento teniendo en cuenta los resultados de un examen visual preliminar y los hábitos de vida del paciente, os explicamos las características de las lentes intraoculares fáquicas ICL  y en qué consiste el procedimiento de implantación:

Lentes biocompatibles: hechas de colágeno. No causan ojo seco

En Visioncore implantamos únicamente lentes intraoculares hechas de colámero, un avanzado material a base de colágeno que los ojos aceptan gracias a su compatibilidad química y que no induce el síndrome del ojo seco. Además, el colámero también protege los ojos de los rayos UV.

Las lentes son blandas y flexibles

El implante de lentes intraoculares fáquicas (ICL) es un procedimiento que dura, aproximadamente, 15-20 minutos y que resulta muy poco invasivo para los pacientes debido a que la estructura de las lentes ICL es blanda y flexible.

Un procedimiento indicado en caso de córneas delgadas

Muchos pacientes con córneas delgadas quedan excluidos por esta razón de otras opciones de tratamiento, como el Lasik. En cambio, esta característica no los excluye como candidatos a este procedimiento.

Las ICL tratan una gran variedad de graduaciones

Muchos pacientes tampoco pueden ser tratados con Lasik porque su graduación es demasiado alta, pero sí pueden ser candidatos a esta cirugía, ya que las lentes ICL pueden corregir y reducir la miopía de hasta -18 D, la hipermetropía de hasta +10,0 D y el astigmatismo de hasta +6,0 D. 

Asimismo, las ICL pueden emplearse para corregir tanto la miopía como la hipermetropía con o sin astigmatismo, y  la nueva ICL V4C para el tratamiento de la miopía ha introducido un orificio central que simplifica la técnica quirúrgica.

Cirugía refractiva: ventajas de las lentes intraoculares ICL

Qué personas son buenas candidatas a las lentes ICL

El candidato ideal para el implante de una lente fáquica debe ser una persona de entre 21-45 años, con un defecto de refracción estable y no corregible mediante cirugía refractiva corneal

Estas lentes están indicadas para pacientes jóvenes (menores de 40-45 años) que no tienen todavía presbicia o vista cansada y que, por las características de su ojo, por la magnitud del defecto de refracción a corregir (por ejemplo, miopía elevada) o por la forma o espesor de la córnea (córneas delgadas, con queratocono, etc.) no son aptas para una corrección de su defecto de refracción corneal mediante láser.

Asimismo, el defecto de refracción que presenten debe haber permanecido estable durante el año anterior a la cirugía (sin cambios de más de 0.5 D).

 

https://visioncore.es/preguntas-y-respuestas-sobre-la-cirugia-refractiva-laser-lasik/

Respuestas a otras preguntas frecuentes

¿Qué defectos refractivos y que rango de dioptrías se suelen tratar con las lentes ICL?

Generalmente se utilizan para:

  • A pesar de que existen lentes para tratar la miopía entre -0,5 a -18 dioptrías, se suele usar en miopía altas (a partir de -6 dioptrías). Está comprobado que la calidad óptica en los pacientes con miopía alta intervenidos con lente fáquica es mayor que la de los pacientes intervenidos con cirugía refractiva corneal.
  • Para tratar la hipermetropía existen lentes entre +0,5 a +10 dioptrías, pero suelen utilizarse a partir de +4 dioptrías.
  • Astigmatismo de cualquier rango. Se pueden tratar hasta astigmatismo irregulares cuando la refracción es estable. Esta lente que corrige el astigmatismo se conoce como ICL tórica.

¿En caso de pacientes que ya sufren de presbicia o vista cansada que tipo de cirugía se recomienda más habitualmente?

Para aquellos pacientes que ya están experimentando los síntomas de vista cansada o presbicia, el procedimiento más indicado suele ser sustituir el cristalino natural por una lente intraocular pseudofáquica multifocal.

El cristalino se retira cuando existe catarata o, si no hay catarata, en pacientes con vista cansada para corregir cualquier defecto de refracción, así como la presbicia.

 

 En Visioncore contamos con un equipo de oftalmólogos especializados en cirugía refractiva con 15 años de experiencia en la implantación de lentes fáquicas.

¿Quieres hacernos una consulta o pedir cita?

933 906 139

C/ Madrazo, 46. Barcelona