Guía de Urgencias Oftalmológicas: qué hacer en cada caso

Guía de Urgencias Oftalmológicas: qué hacer en cada caso

Hemos elaborado esta Guía de Urgencias Oftalmológicas con los motivos más habituales de consulta y lo que se debe hacer en cada caso para que sepas cómo reaccionar ante una de estas situaciones. No obstante, debido a que el tiempo de evolución es un factor muy importante en el pronóstico de algunas patologías visuales, si presentas cualquier síntoma ocular o anomalía en un ojo o en ambos, debes acudir cuanto antes al oftalmólogo y no automedicarte.

Debes acudir a Urgencias Oftalmológicas inmediatamente si presentas:

  • Pérdida brusca de visión
  • Enrojecimiento ocular importante
  • Dolor ocular
  • Traumatismo ocular
  • Enrojecimiento
  • Pérdida de visión después de una cirugía intraocular

Debes acudir a urgencias oftalmológicas en un plazo máximo de 1 o 2 días si presentas:

  • Moscas o cuerpos flotantes
  • Visión de luces o destellos
  • Visión borrosa o distorsionada
  • Visión doble
  • Enrojecimiento ocular leve o moderado
  • Caída del párpado

Debes acudir a Urgencias Oftalmológicas en un plazo máximo de 1 semana si presentas:

  • Tumoración en los párpados
  • Lagrimeo
  • Molestias oculares
  • Ojos saltones
  • Escozor ocular
Guía de Urgencias Oftalmológicas: qué hacer en cada caso

Urgencias Oftalmológicas 24 h

Previa llamada telefónica

933 906 139

ORZUELOS

Guía de Urgencias Oftalmológicas_Qué hacer en cada caso

Los orzuelos son unos bultos rojos y dolorosos, semejantes a un grano, que se producen debido a la hinchazón de las glándulas sebáceas del párpado a causa, fundamentalmente, de una infección bacteriana. Su aparición puede ir acompañada de dolor e hinchazón en el párpado afectado, de legañas y de lagrimeo.

En la mayoría de los casos, los orzuelos no dañan el ojo y remiten en un par de días hasta desaparecer. Se pueden aliviar las molestias que producen aplicando una compresa o un paño caliente sobre el ojo afectado durante unos minutos y varias veces al día. Si el ojo no mejora en 48 horas o la hinchazón se propaga a otras zonas de la cara, hay que consultar inmediatamente al oftalmólogo.

Evita utilizar lentillas y maquillarte hasta que el orzuelo esté curado, y extrema las medidas higiénicas: mantén los párpados limpios, lávate con frecuencia las manos y no te toques los ojos. En el futuro, tampoco utilices productos de maquillaje caducados ni compartas este tipo de productos con otras personas, desinfecta las lentillas correctamente y no las manipules sin haberte lavado previamente las manos con jabón y agua tibia.

CONJUNTIVITIS

Guía Urgencias Oftalmológicas: qué hacer en cada caso

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana mucosa que cubre la superficie del ojo. El ojo afectado adquiere un color rojizo debido a que la propia inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos. Las conjuntivitis víricas, como las bacterianas, son muy contagiosas.  Suelen adquirirse en piscinas, centros deportivos, al compartir toallas, por contacto de manos, etc.

La conjuntivitis vírica, normalmente, provoca escozor en el ojo, lagrimeo, aparición de legañas, hinchazón del párpado y sensibilidad a la luz. Lo habitual es que lavando el ojo varias veces al día con suero fisiológico la conjuntivitis vaya desapareciendo gradualmente en 1 o 2 semanas, al igual que las molestias. Si estas persisten, se pueden aliviar aplicando una compresa fría sobre el párpado (o párpados) afectado y haciendo uso de lágrimas artificiales.

En cualquier caso, y al igual que ante cualquier anomalía que sufran los ojos, es necesario acudir al oftalmólogo para que confirme el diagnóstico, ya que también podría tratarse de una conjuntivitis bacteriana que requeriría la prescripción de un colirio antibiótico.

Es importante que la persona que tiene la conjuntivitis vírica mantenga medidas higiénicas para no contagiar a otras personas: lavarse las manos con jabón o con alcohol frecuentemente, limpiarse el ojo con un algodón (desechable) y lavarse las manos antes y después de hacerlo, no tocarse los ojos, cambiar frecuentemente la ropa de cama y las toallas, no compartir productos de maquillaje ni gafas de sol y no ir a piscinas ni centros deportivos.

ENTRADA DE CUERPOS EXTRAÑOS

EN EL OJO

Urgencias oftalmológicas_entrada cuerpos extraños en el ojo

Cuando entran cuerpos extraños en el ojo y se quedan en la conjuntiva tarsal, van rozando la córnea produciendo una queratitis no infecciosa (la infecciosa tiene otras causas); es decir, una inflamación de la córnea. Aunque no se trate de una queratitis infecciosa, debes acudir al oftalmólogo, ya que los microrganismos del cuerpo extraño sí podrían llegar a producirla. Si notas que un cuerpo extraño se ha introducido en tu ojo, nunca te lo frotes o presiones: hacerlo agravaría la úlcera de la córnea.

EROSIÓN CORNEAL

POR CUERPO EXTRAÑO

Guía de Urgencias Oftalmológicas_erosión corneal

Las erosiones corneales se pueden producir al jugar con una mascota, por la entrada de partículas extrañas en el ojo, por el contacto con el filo de una hoja de papel, de una uña o un dedo, e incluso por el uso de lentes de contacto, y se asocian a dolor inmediato, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo y molestias al parpadear.

La mayoría de las erosiones y rasguños corneales son de carácter menor y evolucionan satisfactoriamente en unos días. Normalmente, el oftalmólogo las trata con gotas oftálmicas (con esteroides para reducir la inflamación y disminuir el riesgo de cicatriz o con gotas lubricantes para aliviar los síntomas) o antibiótico (nunca se deben comprar colirios en la farmacia que no hayan sido recetados por el especialista). No obstante, es muy importante distinguir entre una erosión corneal “limpia”, que normalmente tiene bordes bien definidos y poca o ninguna inflamación asociada, y una úlcera corneal verdadera.

ENTRADA DE SUSTANCIAS QUÍMICAS

Y TÓXICOS EN EL OJO

Las quemaduras químicas deben tratarse siempre como una urgencia porque pueden producir lesiones con pérdida visual.

Si penetra en tu ojo una sustancia química, como un detergente, desinfectante, disolvente, amoniaco, lejía, fertilizante o pesticida, lava inmediatamente la superficie ocular con abundante agua o con una solución salina moviendo el ojo en todas direcciones durante el lavado para limpiar bien toda la superficie ocular. Después, acude enseguida a Urgencias Oftalmológicas. El oftalmólogo continuará la irrigación con un anastésico tópico hasta normalizar el PH del saco conjuntival. Si el producto es sólido, lo extraerá con pinzas o con hemostetas y, en ambos casos, te prescribirá el tratamiento adecuado.

PÉRDIDA BRUSCA DE VISIÓN

Pérdida brusca de visión_Urgencias Oftalmológicas

La pérdida brusca de visión en un ojo es poco frecuente, sin embargo, cuando se presenta, puede ser un síntoma de una patología ocular grave, además de causar un gran temor e inquietud a las personas afectadas.

Para obtener un diagnóstico preciso que descarte una enfermedad importante o bien para que el especialista pueda actuar lo antes posible en el caso de que sí lo sea, ante una pérdida brusca de visión hay que acudir de inmediato al oftalmólogo, quien realizará una exploración completa de los ojos.

En este artículo Pérdida brusca de visión: posibles causas encontrarás las causas más comunes de pérdida brusca de visión, que suelen estar relacionadas con alteraciones vasculares o con alteraciones del nervio óptico, aunque, como hemos mencionado, también puede haber otras.

DOLOR OCULAR

Guía de Urgencias Oftalmológicas_dolor ocular

El dolor ocular que no tiene como causa una lesión o una cirugía puede deberse a fatiga ocular, en cuyo caso lo normal es que remita con el descanso, o puede estar causado por un problema en la vista más importante; motivo por el que, si va acompañado de enrojecimiento, inflamación, secreción o presión en los ojos, o el dolor es intenso, persiste, se aprecia pérdida de visión, visión borrosa, ojo saltón o el dolor se intensifica con la luz brillante,  hay que consultar inmediatamente al oftalmólogo.

En el artículo Dolor ocular: cuándo debemos ir al oftalmólogo encontrarás información específica sobre las diversas posibles causas del dolor ocular.

LESIÓN POR GOLPE O CONTUSIÓN

Urgencias ofatlmológicas_lesion por golpe o contusión en el ojo

Si te has dado o recibido un golpe en el ojo, debes aplicar una compresa fría para mitigar el dolor y la inflamación, pero nunca debes ejercer ningún tipo de presión sobre el ojo ni aplicar ninguna sustancia sobre él. Aunque el golpe haya sido leve, si el ojo se pone de color negro, hay dolor o alguna anomalía en la visión, se debe acudir enseguida al oftalmólogo, ya que el golpe puede haber causado una lesión ocular importante.

Cuando el traumatismo es contuso; es decir, cuando ha habido un impacto directo sobre el globo ocular, el efecto puede ser muy grave, debido a que estos traumatismos provocan un acortamiento ocular antero-posterior severo con una expansión lateral secundaria a nivel del ecuador, produciendo, subsecuentemente, lesiones en la retina como diálisis retinianas, alteración a nivel del epitelio pigmentario etc.

LESIÓN POR UN OBJETO PERFORANTE

Guía de Urgencias oftalmológicas_lesión por objeto perforante

Cuando se produce una perforación por un objeto punzante, debemos evitar cualquier presión sobre el globo ocular, ya que existe riesgo de expulsión de contenido intraocular. Asimismo, en este tipo de lesiones cabe la posibilidad de que pueda quedar algún cuerpo extraño dentro del ojo, por lo que hay un riesgo de infección. Los traumatismos oculares por objeto perforante requieren una exploración bajo anestesia tópica.

Antes de acudir a urgencias oftalmológicas tampoco se debe intentar retirar ningún objeto que haya podido quedar en el ojo ni lavarlo con agua, y no se debe tomar ningún antiinflamatorio no esteroideo (como aspirina o ibuprofeno), ya que pueden provocar un aumento del sangrado. Lo que sí se puede hacer es colocar suavemente una cubierta protectora sobre el ojo fijándola a los huesos que lo rodean con esparadrapo.

QUEMADURAS TÉRMICAS (CALOR)

Urgencias Oftalmológicas por quemaduras térmicas

Las planchas del pelo son una causa frecuente de quemaduras corneales en el hogar. Afortunadamente, suelen ser quemaduras limitadas al epitelio y, en general, solo requieren un breve período de tratamiento con antibióticos y ciclopléjicos.

En cuanto a las llamas, normalmente, el cierre reflejo del párpado y el alejamiento del fuego suelen limitar los daños que se producen en el globo ocular.

Respecto a las quemaduras producidas por un metal fundido que ha entrado en contacto con el ojo, lo más habitual es que causen lesiones corneales que provocan cicatrización permanente.

LAGRIMEO U OJO LLOROSO

Guía de Urgencias oftalmológicas Clínica Oftalmológica Visioncore de Barcelona

El lagrimeo constante u ojo lloroso es un motivo muy frecuente de consulta al oftalmólogo y se produce por una de estas dos causas:

  • Un exceso en la producción de lágrima (lagrimeo)
  • La obstrucción o alteración del drenaje de la vía lagrimal (epífora ocular).

En el primer caso, cuando se debe a un aumento de la producción de lágrima, la causa suele ser un problema relacionado con la superficie ocular: por ejemplo, una inflamación, una alergia o padecer ojo seco (el ojo seco, al provocar irritación, puede sobreestimular la glándula lagrimal). Estas causas se tratan con un tratamiento médico (externo): normalmente, con colirios o con un tratamiento láser de calor.

En el segundo caso, cuando la causa es la obstrucción de la vía lagrimal, la solución es la cirugía.

Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es descartar, mediante un sondaje del conducto, que el lagrimeo se deba a un problema de obstrucción de la vía lagrimal; una exploración que debe realizar un oftalmólogo especialista en oculoplastia. Es importante determinar enseguida la causa del lagrimeo u ojo lloroso porque, requiera o no cirugía, además de ser un problema molesto, el buen funcionamiento del aparato lagrimal es esencial para mantener el ojo sano: las lágrimas lubrican la superficie ocular y la protegen de los agentes externos evitando posibles infecciones. Puedes ampliar la información en el artículo Lagrimeo u ojo lloroso: posibles causas y tratamientos.

EXPOSICIÓN A LOS RAYOS ULTRAVIOLETA

Guía Urgencias Oftalmológicas_exposición a los rayos ultravioleta

Mirar fija y directamente el sol sin la protección adecuada puede causar pérdida de visión irreversible, e incluso ceguera. Si miramos directamente al sol sin utilizar las gafas adecuadas (con lentes que proporcionen los filtros necesarios de protección), nos exponemos a que los rayos ultravioletas produzcan una quemadura en la mácula; o sea, una lesión grave en los fotorreceptores de la retina. Asimismo, los rayos ultravioletas también pueden provocar lesiones en la mácula (maculopatía solar o predisposición a una degeneración macular asociada a la edad) si miramos la arena, la superficie del agua del mar o la nieve sin la debida protección, ya que estas superficies reflejan los rayos del sol. Del mismo modo, tampoco debemos olvidar que al hacer deporte al aire libre y al conducir estamos igualmente expuestos, sobre todo, en los meses de verano.

Durante la primera fase de la maculopatía solar la persona no suele presentar síntomas. Sin embargo, esto no significa que no deba acudir lo antes posible al oftalmólogo: a pesar de que la retina dañada no se puede recuperar, sí se puede detener la evolución de la maculopatía si se inicia el tratamiento enseguida. Puedes ampliar la información en este artículo.

En nuestra clínica hemos reforzado, aumentándolas, las directrices sanitarias de higiene, seguridad y prevención del Covid-19. Por favor, si vas a pedir cita, lee nuestra Guía del paciente.